lunes, julio 03, 2017

Crónica de la presentación de "El silenciador" de Segi Álvarez

O le pega al perro o le pega a su mujer

CRONICA DE PACO MANCERA ROMERO DE LA PRESENTACIÓN DE EL SILENCIADOR DE SEGI ÁLVAREZ

El pasado viernes 30 de Junio de 2017 en la malagueña librería En Portada Cómics sita en calle Nosquera se presentó el SOYUZ #9 El silenciador del catalán Sergi Álvarez Calzada, de Ediciones el Transbordador. Simultáneamente el autor iniciaba la presentación en la barcelonesa librería Chronos.


Pilar Márquez la comandante en jefe del Transbordador justificó la elección del copresentador, el aficionado Paco Mancera: Dado que en SOYUZ tiene cabida un amplio espectro de géneros, de estilos y  de autores, esta vez le ha tocado al humor desvergonzado y macarra de El Silenciador. Por estas características, Paco podría valorar apropiadamente el discurso políticamente incorrecto del texto que nos ocupa.
Los tripulantes del Transbordador contactan y conocen a Sergi Álvarez a través de la editorial amiga Orciny Press, donde Sergi Álvarez publicó su novela Nunca digas vodka, nunca jamás. Comparte con otro autor publicado en SOYUZ, Amutxategi, el estilo desenfadado de escribir. Pilar aprovechó para recordar que tanto Abel Amutxategi por el SOYUZ #4 La tienda del Señor Li,  David Luna por Laberinto Tennen y Juan Antonio Fernández Magridal por el SOYUZ #3 Pedro y la pulsera mágica son candidatos a los premios Ignotus, textos que tuve el placer de crónicar sus presentaciones: aquí, aquí y aquí respectivamente. Se daba la feliz circunstancia que Juan Antonio se encontraba presente, lo que provocó un espontaneo aplauso que agradecido ruborizado.


Pilar procedió a leer la sinopsis de la contraportada de este SOYUZ:


“… Montero es un joven tiburón que se dedica a comprar patentes, esperando el día de dar el pelotazo. Y ese día llega cuando Villegas, un excéntrico inventor, le ofrece el producto que cambiará la sociedad tal y como la conocemos: EL SILENCIADO INFANTIL.

¿Para qué sirve?, preguntaréis.
Para silenciar, claro.
¿A quién?
A los niños.
Si, habéis leído bien: para silenciar los molestos, insoportables y agudos lloriqueos de los niños.
Ésta es la historia de dos hombres mezquinos que paladearon las glorias y las deshonras de la ambición.  …”
Novela criminal mezclada con humor, humor negro recorriendo la mezquindad extrema de personaje fácilmente reconocibles fue la clasificación de la editora. Pilar se congratuló por la capacidad de Sergi de no dejarse encorsetar en esta nueva tendencia del fandom fantástico y las redes sociales que pretende marcar sobre qué y quienes se puede escribir. Sergi escribe de lo que le da la gana y además muy bien.


Cedió la palabra a Paco Mancera, que agradeció la temeridad de hacerle partícipe de la presentación. Mancera definió la obra como ciencia ficción española, pero española de hoy, de personajes de la cárcel de Soto del Real. En su opinión Sergi hizo un ejercicio de odio, de exorcizar su odio, antes de escribir este texto seguro que o le pegaba al perro o a la mujer, de alguna forma tenía que canalizarlo… hasta que lo plasmó en papel… lo que hace magistralmente, pero con humor, ácido pero humor. Es este humor lo que permite al lector seguir leyendo del tirón la obra, sin empezar a buscar desesperadamente cánidos a los que apalizar.
El autor evoluciona la trama en lo que se podría resumir como: “el camino del infierno está plagado de muy buenas intenciones”. Y con tres párrafos extraído del texto, Paco, describió ese descenso al averno.
Tono “naranjito”
“… Los niños lloran porque tiene hambre, frío, calor, se han cagado, se han meado, o por causas tan ajenas a nuestra compresión que soy incapaz de nombrarlas.
También lloran cuando descubren el poder que ejercen sobre sus padres. Llorar les proporciona no sólo cuidados, sino también todos aquellos caprichos que los padres pueden darles. …”


Es difícil no estar de acuerdo con este planteamiento, sobre todo si eres amigo de una pareja que recientemente se han convertido en padres.
Prosiguió con el fragmento que tituló: “azul gaviota”
“… Las encuestas indicaban que los padres se sentían satisfechos con el producto, y que había un cambio positivo en la conducta rebelde de sus hijos. De alguna forma, los niños empezaron a obedecer de una maldita vez. El chantaje del lloro ya no era una opción, por lo que debían adaptarse. Y la mejor forma era portándose bien. (…) Parecía que la “generación muda” estaba destinada a ser una generación de españolitos educados en el respeto a sus mayores.  …”
Mancera apuntilló, la facilidad de establecer el símil con la situación actual, donde la presente generación se deja arrebatar sus derechos laborales y civiles con total indiferencia, siempre que Messi y Ronaldo sigan ganando Champions League para sus equipos. Y a lo sumo alzar la voz, cuando al argentino o al portugués Hacienda los persigue por defraudarla, abundante y alevosamente.
Y la estación final: “marrón mierda a lo Hernando Alonso Fraile”.
“… En todo caso teníamos bien cubiertas las espaldas. En el envase y en las instrucciones del producto se advertía de que el uso del “BABY DON’T SHOUT” en adultos debía ser “consentido”. Luego cada cual que hiciera lo que le viniera en gana, que ya somos mayorcitos.
Se nos llevó a los tribunales, el juez falló a nuestro favor y las feministas tuvieron que cerrar la boca. De hecho, creo recordar que ofrecí públicamente suministros gratuitos de nuestro producto para la “Asociación de Taradas Catalanas” y para la “Federación Española de Bolleras”, las dos organizaciones denunciantes. Algunas aceptaron, créetelo. Los principios se van a la mierda cuando le ofrecen algo gratis. …”


El protagonista consigue progresivamente convertir en una calamidad la brillante invención inicial y de paso describir perfectamente a la actual sociedad española. Mancera sostuvo que ya no nos sorprendemos, cuando la mayoría de jueces permiten que las tropelías que comenten los “Andreu Montero” de nuestra realidad, queden impunes.
Según Paco, una vez llegado a este punto en la narración, el autor decide que ya ha soltado bastante, da rienda suelta a su faceta de guionista de cómic y finaliza el texto con un ingenioso tour de force que no debe desvelarse, por no privar al lector de su descubrimiento.
Pilar remarcó que nos estamos acostumbrando a que los autores se autocensuraren, que incluso Sergi la prevenía y se justificaba sobre la evolución de sus personajes, algo que evidentemente no puede ser bueno, ni para la literatura ni para la sociedad. Nos destacó el uso del concepto “Number one” que la sociedad actual ensalza y del cual el protagonista es claro ejemplo. Paco apostilló que siendo así realmente, que siendo un “Number one”, cuando el personaje tiene una negociación difícil la pierde, y la pierde con su antítesis el perdedor nato: Villegas. Lo que en vez de humanizar al protagonista, lo hace aún más deleznable mientras que convierte en más acertada la descripción de la realidad española: nuestros procederes son mediocres e incapaces.
Mancera comentó que el autor reconoce dos inspiraciones en las primeras páginas de la narración: el cuento de Arthur C. Clarke “Silencio, por favor (Silence, Please, 1950) que se encuentra en el recopilatorio Cuentos de la Taberna del Ciervo Blanco. Cuento donde se fabrica un silenciador que es usado para vengar a un joven despechado, que arruina la representación de una ópera interpretada por su enamorada esquiva. Inmediatamente el invento acaba destruido y si te he visto no me acuerdo. Y la segunda referencia son los dibujos animados de la Warner Brother creados en 1949 por Chuck Jones: El Coyote y el Correcaminos que en palabras del propio protagonista: en esta historia no queda claro que personaje es él y cual Villegas. En ese punto Macera evocó el texto de Elia Barceló “Metáfora del que corre en el desierto” (1994, BEM 37) inspirado en esa relación del proletario Coyote tras el burgués Correcaminos, cuestión que impregna El Silenciador: el predador y su presa.
Pilar destacó que el relato se construye con la relación del héroe y su antihéroe, con los abusos que comenten los poderosos sobre los débiles. Mancera apostilló que el protagonista utiliza el discurso neoliberal que los “naranjas” y “azules” hacen suyo y que se sustenta en el darwinismo social, para legitimar los recortes sociales que venimos sufriendo en los últimos presupuestos gubernamentales.
Pilar y Paco leyeron más fragmentos del texto para destacar la preponderancia que nuestra sociedad está dando al individualismo, a ser “Number one”: todo un triunfador en la vida.
Se inició un debate con los asistentes: se destacó similitud con el personaje de Pedro y la Pulsera Mágica. Para concluir Pilar adelantó que el autor del próximo SOYUZ, el décimo, es Alberto Moreno Pérez que ya publicó el libro Antrópica con el Transbordador (aquí la crónica de su presentación) y que probablemente la portada será verde.


Cruzando la calle y sentándonos en la terraza, frete En Portada Cómics, iniciamos el tercer tiempo. Con abundantes refrescos y bebidas espirituosas bien fresquitas, no en vano estamos en verano. Lógicamente se habló de lo humano, de lo divino y de sofisticadas técnicas de extracción de la renta de los aficionados al fantástico de cierta editorial barcelonesa. Destacaría lo apretado de la agenda cultural de género en Málaga en los próximos siete días. Actividades que espero poder reseñar en este mismo medio.

Aquí el enlace de la grabación del audio de la presentación.


by PacoMan

No hay comentarios: